• Agos Trovato

¿Qué es Emprender con propósito? ¿Qué es ser sustentable?

Quiero comenzar contándoles que la pregunta ¿por dónde comenzar?, me atravesó muchos años de mi vida.

Seguramente alguna vez les pasó de querer contar algo o de tener una idea y querer hacer algo con ella pero no tener ni la más mínima idea de cómo comenzar.

Creo que probablemente el hacerme preguntas es lo que me trajo hasta aquí, precisamente en busca de respuestas o de información que no encontraba fácilmente.


Hoy les compartimos esta reflexión, inspiradas en el 22 de Abril, Día de la Tierra.

Un gran momento para preguntarnos por dónde comenzar, pero a la vez IDEAL para preguntarnos, ¿qué estamos haciendo por la tierra y todos los seres que habitamos en ella?


¿Sabían que el Dia de la Tierra se remonta a 1968? Se instauró a partir de una Conferencia sobre ecología humana, en donde científicos estadounidenses iban a hablar para estudiantes acerca del impacto del deterioro ambiental en la salud humana.


Como vemos, si bien 1968 fue un año muy particular, ya había algunos académicos interesados en este tema.


Hoy quizá estamos más preocupados a nivel mundial, por cosas como estás:




Y la Tierra está enojada por el mal uso que el ser humano hace de ella y sus recursos.


Entonces cabe hacernos la pregunta: ¿que estamos haciendo cada uno de nosotros desde nuestro pequeño lugar por la tierra? ¿hay algo más que podamos hacer?


Toda mi vida me hice estas preguntas. Mis padres suelen decir que me quedé en esa edad que se da entre los 2 y los 4, la edad de los por qué, la edad de las preguntas.


Estudié Sociología en busca de respuestas, ¿y saben qué? no sólo me encontré con más preguntas, sino con una forma de aprender a hacernos más y mejores preguntas y me encontré con la idea problematizar e investigar.

En el año 2013, le detectaron Cáncer de mama a mi mamá (que por suerte todo pasó y ella esta a lo más bien), pero fue una de esas situaciones en las que me hice las preguntas más profundas y se conjugaron con todas esas personas, situaciones, hechos, problemas y necesidades sin resolver.


Hay tantas reacciones como personas hay en el mundo. Todos tenemos múltiples formas de reaccionar frente a esas situaciones que irrumpen en nuestra vida cotidiana, que alteran nuestro día a día; esas situaciones que no nos dejan pensar en otra cosa, que nos hacen ver las cosas desde otro lugar y entender lo que realmente vale la pena.


Yo entendí después de todo eso, que no quería vivir un día más de mi vida sin un sentido, sin un propósito, sin estar haciendo algo que me llene. No quería vivir más por inercia.


Hoy día y desde hace unos años, formo parte de un equipo en el que hacemos ropa con la fibra natural de la caña de bamboo.

La caña de bamboo es una planta que crece en todo el planeta (aunque se la suele asociar a ASIA; el 50% de sus más de mil especies residen en el Continente Americano).

El bamboo crece en terrenos hostiles, sin necesidad de tierras fértiles, nutrientes, plaguicidas, ni agrotóxicos.

Y tiene una particularidad muy interesante, que es una vez que se siembran sus semillas, debemos esperar entre 4 a 10 años para que germine.

Dejenme contarles que pese a esto, es la planta de más rápido crecimiento en el mundo.


Una vez que la planta sale a la superficie, brota de una manera descomunal, puede crecer entre 30 cm y un metro por día, si, POR DÍA.

Llega a medir 25 mtrs de altura y tener un diámetro de 30 cm.


La caña de bamboo, entre sus 4 y 8/10 años se preparó. Crecieron sus raíces, se entretejieron con el terreno, y absorbió todo el agua y energía de la tierra. Una vez que estaba lista, sale y cuando sale, nada la voltea.

Sobrevive a largos periodos de sequía, sobrevive a temperaturas extremas, tanto heladas como olas de calor, no se quema frente a los rayos UV que recibe directos del sol, resiste a plagas e insectos, porque durante esos 4/8 años desarrolla un agente antibacterial, llamado kun de bamboo.


La caña de bamboo se utiliza para múltiples industrias: la industria de la construcción, de la música, de la calefacción, de la alimentación, de la ornamentación, y entre otras, la textil.

El uso de la caña de bamboo para industria textil tiene algo fantástico que es que todas estas cualidades que tiene la planta, están en su ADN, y son inherentes a la fibra, entonces la fibra con la que se la tela, le transfiere a la tela la propiedad de ser hipoalergénica, antibacteriana, tiene protección UV, absorbe cuatro veces más transpiración que cualquier otro textil, regula la temperatura corporal. ¡Sí, es magnífica!.


Quizá hasta ahora no se lo preguntaron, pero a mi que me encanta hacer preguntas me surge consultar:

considerando que estamos en un momento en donde ya tenemos tantas opciones, tenemos tanto de todo, ¿les parece que sigamos forzando los recursos naturales para satisfacernos? ¿hacer otra marca más? ¿otra empresa más?...


Me voy a auto responder haciendo el siguiente análisis:

La INDUSTRIA DE LA CONFECCIÓN es la industria que más depende del trabajo humano, y la textil es la segunda industria más contaminante de todas, después de la del petróleo.

Es decir, la INDUSTRIA para hacer ropa es la industria que mayor impacto social y ambiental genera y no precisamente positivo.


¿Imaginense si pudiéramos reducir un poco ese impacto o mejor aún, convertirlo en positivo?

Entonces la respuesta es SÍ, hagamos una “empresa” que tenga en el centro de la escena al ser humano y al ambiente, hagamos una empresa que sea la mejor para el MUNDO y no la mejor del mundo, hagamos algo que nos permita demostrar que es posible hacer el bien y ser redituable al mismo tiempo, hagamos algo que nos conecte, que genere trabajo digno con valores y creencias compartidas y que genere lazos e impacto social y ambiental positivo. Hagamos lo que la TIERRA esperaba de nosotros cuando fuimos creados.


Sí, hagamos una empresa, porque lo que está en el centro de la escena no es el bamboo, ni los productos ecológicos derivados de él. Lo que está en el centro de la escena es el ser humano. Somos nosotros, que en tanto sujetos capaces de razonar, de elegir, decidir, sentir y emocionarnos, somos los verdaderos agentes de cambios. Somos nosotros lo que vamos a definir el CÓMO hacer las cosas.

El bamboo estuvo siempre así como existen múltiples fibras y recursos provenientes de fuentes renovables, pero debemos entender que no basta con utilizar recursos ecológicos para que las cosas sean sustentables, que se sustenten y que genuinamente generen impacto positivo en el tiempo.


Debemos entender que todos los recursos están ahi y que los que cambiamos somos nosotros. Somos nosotros los que miramos lo mismo pero lo vemos con otra lente. Somos nosotros los que ahora, tenemos la intención de conectarnos, queremos estar plenos, en equilibrio, queremos estar en armonía los unos con los otros, queremos disfrutar más del tiempo libre, más de nuestros seres queridos, queremos sentir, queremos hacer las cosas un sentido, queremos ser más conscientes, y queremos un ambiente sano, cuidado, limpio porque queremos conectarnos con él.


¿Cómo es posible lograrlo?

Entendiendo desde qué lugar, cómo y por qué hacemos las cosas.

Se trata de agregar valor en toda la cadena, de generar impacto en cada paso, y de que cada decisión que tomemos esté mediada por ese sentimiento de colaboración, por ese lazo de solidaridad de querer que al otro le vaya bien y de pensar, a quién más puedo ayudar a través de un intercambio digno, con trabajo en equipo y que vayan hacia el mismo lugar.

Gracias a tener claro esto, podemos elegir proveedores que generen impacto también, que necesiten clientes como nosotros para poder crecer y que gracias al trabajo en equipo agreguemos valor y generemos impacto, del bueno.

Con el simple hecho de habitar en este plano estamos generando un impacto. Queda en cada uno de nosotros cómo es el impacto que vamos a generar.

Pensemos si podríamos minimizarlo o mejor aún, imagínense convertir ese impacto en positivo. Si todas las decisiones en nuestros pequeños hábitos cotidianos las tomáramos preguntándonos: ¿qué podemos hacer hoy por la tierra y todos los que habitamos en ella?



por Agos Trovato & Gabi Rivero

Fundadoras de Get Wild! Eco Indumentaria de Bamboo.




77 vistas

Industria Argentina

Av. Santa Fe 2729  (Local 24) Ciudad de Bs. As.

Lunes a Sábados de 15 a 20.30 hrs. 

info@getwildglobal.com

Whatsapp:

+54 9 11 6171-7979 / +54 9 11 6484-8918

© 2019 · Todos los derechos reservados por GetWild · Sitio diseñado por @ohvishnuestudio

  • Instagram GetWild
  • Facebook Get Wild
  • Youtube Get Wild